TOXIC WASTE BIO HAZARD THERMAL RADIATION HEAVY METAL

No entres en contacto con los Bio-Hazards putrefactos, porque te harán vomitar.
Después de comer los residuos podridos de la fábrica de ventosas Sucker
Factory, los Bio-Hazards mutaron hasta convertirse en unos auténticos psicópatas pegajosos y rancios.